¿Y si empezamos de nuevo en serio?

yapa30mar

Las expectativas son una herramienta de cuidado. Si logramos satisfacerlas en gran medida, obtendremos una buena cuota de satisfacción. Pero también habrá frustración si no se cumplen una vez trás otra. Y tal vez desánimo, y ganas de bajar los brazos.

Por eso es importante estar atentos al depositar nuestras expectativas. Muchos gordos -como cariñosamente les digo- invierten su esfuerzo en supuestas soluciones mágicas y eternas, sin obtener los resultados que tanto anhelan.

¿Tienen ellos la culpa? En principio, no. Tienen, y sólo en parte, la responsabilidad de la elección tomada. Muchas veces son confundidos por ofertas teñidas de interés, omisión, complacencia, prejuicio o ignorancia de la verdadera naturaleza del problema. Falsas soluciones.

Para neutralizar esa tendencia y para hacer una mejor elección, contas con la educación obesológica. Información y herramientas para conocer y practicar las verdaderas formas posibles de recuperarse. Así, el camino será propio, no se podrá echarle la culpa a nadie.
Quizás sea el momento de mirarse afectuosamente al espejo y decirse: “¿Qué te parece si paramos y empezamos de nuevo en serio?”.

El momento de ponerse en acción puede ser cualquiera, incluso este mismo instante. Y esa es la única magia que existe en el camino de la recuperación.

Dr. Alberto Cormillot

La magia esta en vos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *