Vivir malhumorado hace daño a la salud

yapa28nov

Más insomnio, problemas cardíacos y digestivos para los quejosos.

El mecanismo del enojo – ver nota- activa el cuerpo en modo lucha y el desequilibrio hormonal que provoca puede, a largo plazo resultar perjudicial.

Esto se debe a la estrecha relación que existe entre el estado de ánimo y la salud, razón por la que los trastornos crónicos del humor predisponen a problemas cardiovasculares, endocrinológicos y digestivos; entre otros. Una de las formas en que este vínculo emoción-salud es a través de la relación enojo-infarto, encontrando que más peligroso que un ataque de ira es sufrir de una arritabilidad continua, especialmente en quienes tienen problemas cardio-vasculares de base.

El malhumorado es una persona que tiene una mirada negativa en su evaluación de la realidad; actitud que favorece el exceso de estrés y la depresión.

SEÑALES DE ALERTA

Aunque el estado de ánimo suele oscilar y fluctuar durante el día -y de hecho es normal que así suceda-, los expertos coinciden en que puede ser señal de problemas cuando:

  • la respuesta es desproporcionada al estímulo -la mayoría de las personas diría que es una reacción exagerada-
  • hay al menos dos enojos por día. todos los días
  • el malhumor interfiere en la vida de la persona, en el plano personal, social o laboral.

QUÉ HACER

  • Buscar ayuda es el primer paso. En terapia se aprenden técnicas para modular esas reacciones y ver la realidad de otra manera.
  • También son efectivos los ejercicios de autocontrol y relajación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *