Para esta primavera… Recursos al alcance de todos

yapa18septiembre

Si deseas hacer una vida más sana, ¡felicitaciones! Es un primer paso importante. El siguiente es ponerse objetivos a corto y largo plazo. Cuida que sean objetivos realistas, de modo con un poco de esfuerzo puedan cumplirse.

Siempre sugerimos hábitos para poner en práctica día a día. Ahora, ¿qué te parecen estas propuestas para una vez a la semana?

* Hace algo creativo. Las personas que mantienen viva su capacidad creativa visitan menos al médico, toman menos medicamentos y tienen menos riesgo de padecer depresión. Anotate en un taller de telar, escultura, cerámica, forma parte de un coro o un grupo de teatro. Los beneficios provienen tanto del goce de la creación como de estar en contacto con gente, relacionarse y compartir intereses.

* Tomate tiempo para la reflexión. Meditar, tomarse un tiempo personal, leer, mantener activa la vida espiritual son herramientas que ayudan a manejar mejor el estrés. No es necesario que tengas una creencia determinada, la clave está en encontrar un tiempo para conectarte con tu ser interior.

* Practica el optimismo. Hace una lista de sus logros y de las cosas por las que estás agradecido, mira las fotos de tus vacaciones, los videos familiares, recuerda momentos felices, cuenta a tus hijos y nietos tus vivencias positivas. Las personas optimistas viven más y mejor que las pesimistas.

* Come más chocolate negro y pescado. Invítate una vez por semana con chocolate, ¡incluso si estás haciendo dieta! Los flavonoides que contiene mejoran la salud de tu corazón y evitan la depresión. Los pescados grasos -como salmón, merluza o sardina- también cuidan tu salud cardiaca por tener alto contenido en ácidos grasos omega 3.

Prof. Dr. Alberto Cormillot

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *