La postergación, el enemigo invisible

yapa19oct

“Un día de éstos voy a empezar a caminar”… ¡Cuántas veces lo hemos escuchado e incluso lo hemos repetido! Es increíble la infinidad de excusas que podemos encontrar para justificar la falta de acción. “Un día de éstos” significa, en realidad, ningún día.

La postergación es el arte de mantenerse siempre “a punto de” hacer algo, sin alcanzar la satisfacción de lograrlo. Esta conducta se vale del autoengaño, la ilusión de iniciar mañana algo que hoy no hacemos: es el clásico “el lunes empiezo”… También utiliza el escapismo, la falta de compromiso serio para llevar a cabo lo que se eligió; en este caso cualquier excusa parece válida: “es que estoy angustiado…”, o “con el día que tuve hoy ¡qué querés!”.

Algunas personas postergan realmente convencidas de que en algún momento van a comenzar: la postergación es su forma de vida. No llegan nunca a la acción, tal vez por el temor que les genera el fracaso (“¡otra dieta más, yo nunca bajo un gramo!”) o el éxito (“¿y si adelgazo y le gusto a alguien…?).

También están quienes juegan con el límite. Dejan todo para último momento y luego justifican los malos resultados por “falta de tiempo”. Se “ponen a dieta” una semana antes del casamiento, ayunan, se la pasan a sopa y pretenden que su organismo adelgace en siete días lo que llevaría varias semanas o meses.

Otros evitan enfrentar las situaciones que les resultan complicadas: dejan pasar el tiempo indefinidamente y se van acostumbrando a estar gordos (y aprovechan los beneficios ocultos que tiene la obesidad).

Las consecuencias de la postergación dependerán de qué es lo que dejas de hacer. En relación con tu salud –hacerte un chequeo médico, comenzar a hacer ejercicio o cuidar tu alimentación- estarás disminuyendo nada menos que su calidad de vida. Ten presente que nadie puede obligarte a cambiar, pero tampoco nadie puede impedirte que lo hagas.

Prof. Dr. Alberto Cormillot

A veces, un pequeño cambio puede ser el motor para una renovación poderosa…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *