Hacer “clic” y empezar a cambiar en serio

yapa14oct

Para muchos, la sola idea de adelgazar o ir al gimnasio ya representa un trabajo arduo, una sucesión interminable de dieta, ejercicio, privaciones… Esto suele conducir a abandonar antes de haber empezado, de manera que uno no sólo no has logrado mejorar tu salud, tu peso o tu bienestar, sino que además te sentís peor por esa renuncia anticipada.

Por eso, en lugar de embarcarte en una lucha sin cuartel, te propongo modificar la actitud con que se enfrentan los cambios y comprometerte con un estilo de vida saludable. Entender esta diferencia implica un “clic”, ese momento en el que de pronto encajan todas las piezas de un rompecabezas.

En realidad, muchas personas que vemos como “triunfadoras”, que nos parece que nacieron con la disciplina y los hábitos saludables incorporados, han pasado situaciones difíciles. ¿Qué los impulsó en su camino hacia el éxito? No es raro que cuenten que en algún momento escucharon, sintieron, o soñaron algo que actuó como disparador, que despertó su deseo y energía para actuar y alcanzar su objetivo.

Angela (40) lo cuenta así: “Yo engordé y adelgacé muchísimas veces, hice todas las dietas que encontré. Y siempre me sentía perdedora. Un día pasé delante de una vidriera y ví una mujer gorda. Me dí cuenta de que usaba el mismo vestido que yo. ¡Era yo! Creí que me quedaba sin sangre en el cuerpo. Pero ese momento fue mi “clic”. Fui a casa a comerme todo. Al otro día, al despertarme, pensé: “Toda la vida hice lo mismo. ¿Seguiré para siempre así?” Una profunda sensación de aceptación me invadió, y me sentí una persona gorda sí, pero en pie, luchando… Fue la primera vez que dejé de recriminarme y me perdoné. Eso me motivó para buscar ayuda”.

Experiencias como ésta son más comunes de lo que parece.  A veces ocurren cuando nos damos cuenta de que nos falta el aire después de caminar unos pocos pasos o de correr el colectivo. O cuando nos duelen las rodillas por alzar a nuestro nieto, cuando alguien nos ve más “rellenito” o cuando no nos entra un pantalón que compramos el año pasado.

Pero no se trata de esperar sentados a que ocurra el cambio. Hacer este “clic” generalmente requiere etapas de preparación, reflexión y hasta frustración, y sólo entonces aparece el camino adecuado. Esto significa que los errores son parte del camino. Que lo que hoy no funciona, tal vez funcione más adelante. Lo importante es estar abierto a esa voz que nos pregunta a cada instante: “¿ya estás listo para empezar el cambio?”.

Dr. Alberto Cormillot

¿Cuáles son las razones por las que estarías dispuesto a actuar y alcanzar tus objetivos?

  1. Our IT director dictated that NO PC ever needed more than 4MB RAM… he WAS an old mainframe guy back when 4MB was LOTS.He really WAS tech-savvy – only a little out of date (AND miirg-manaocng)… still one of the best IT directors I’d worked under (was fired, too, for unwittingly (amazingly naive) opposing the ‘company line’)There was dirty stuff going on at the Lottery then… now that Gtech has gotten its way, there’s no more NEED.

  2. “I know of no such “Jewish establishment” because Jews in my experience are all over the map in their politics and world views. They don’t constitute a “Jewish establishment”Fair enough, dbronco. I would then say that there was no WASP establishment, since whites have always been all over the map politically.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *