Estrategia pre-fiestas: ¿Comenzar a cuidarte?

yapa30nov

Aprovecha el fin de año para renovar tu motivación para bajar de peso o mantenerte. Proponete una meta realista y decídete a cumplirla. Empezar ahora puede ser una excelente forma de controlarte, evitar comilonas y festejar con salud.

Muchas veces, la motivación para adelgazar se vuelve especialmente fuerte antes de Navidad o Año Nuevo. Se acerca tal vez la graduación de un hijo, reuniones con gente que hace mucho que no ves, el verano, las vacaciones… Hay motivos para estar mejor y lucir algo distinto.

De manera que lo mejor es no abrumarse y, en cambio, aprovechar este mayor enganche. No te dejes abatir por comentarios como “¡justo ahora se te ocurre hacer dieta!”. ¿Por qué no? Al contrario: estas ocasiones resultan buenos momentos para comenzar o reforzar el plan.

Por supuesto, no estamos proponiendo adelgazar 10 kilos en una semana, sino nada más -y nada menos- que de comprometerte. Empezar un plan de adelgazamiento antes de las Fiestas puede ser una excelente propuesta para terminar el año y comenzar otro mejor. Es también un modo eficaz de evitar las comilonas que solemos hacer mientras “estudiamos” la posibilidad de ponernos a dieta.

Si pensamos que la dieta comienza el lunes, más precisamente después de las celebraciones de fin de año, probablemente comamos en esta oportunidad mucho más de la cuenta, de lo necesario y de nuestro apetito verdadero, y así comencemos al año siguiente con kilos indeseados que incrementarán la carga de lo que ya tenemos que bajar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *