El arte de ser uno mismo

yapa23nov

Nosotros somos el recurso más importante que tenemos para aprovechar las oportunidades al máximo.

Si vivimos creyendo que debemos parecernos a otros para sentirnos seguros, y que las diferencias son la fuente de nuestros problemas, estamos viendo sólo la mitad de nuestros recursos. En cambio, si pensamos en términos de “todo lo que soy”, como personas únicas, más allá de nuestras semejanzas o diferencias con los demás, estamos en camino a fortalecer nuestra autoestima, integridad y coherencia.

De eso se trata “el arte de ser uno mismo”: es el arte de conocerse, aceptarse y vivir en armonía con uno, lo cual permite desarrollar y poner en práctica todas las posibilidades propias.

Para lograrlo es preciso aceptar algunas certezas que, aunque básicas, son indispensables para el autoconocimiento y el crecimiento personal.

Ellas son:

* Quién soy.
* Siento lo que siento.
* Hice lo que hice (me guste o no).
* Estos son mis defectos.
* Estas son mis dudas.

Quien acepta lo anterior:

* Deja de estar en guerra consigo mismo.
* No confunde la aceptación con la aprobación.

Entonces es posible:

* Ver más claramente las acciones.
* Estar del lado de la realidad, no contra ella.

Aprender a ser uno mismo implica:

* Reconocer cuando se actúa impulsado por el miedo, la rabia, el enojo o la euforia.
* Descubrir aquellas proyecciones que se atribuyen falsamente a otras personas.
Este es el primer paso para ejercer el control sobre uno mismo, ya que nadie puede manejar algo que no le pertenece. Y esta actitud nos coloca en un lugar único e individual.

Dr. Alberto Cormillot

Cada vida es una aventura única

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *