Cómo incorporar la actividad física a la vida diaria

yapa22feb

En la playa lo más recomendable es caminar por lo menos unos 30 minutos diarios por la arena, bordeando el agua; trotar o jugar a la paleta. Participe en las clases de gym, yoga o tai chi que se dan en los balnearios. No se quede sentado más de una hora en la reposera: levántese, métase al mar, juegue con los niños.

Aproveche todo el verano, no sólo los quince dias de vacaciones: anótese en una pileta, consiga un amigo para caminar en días y horarios determinados, haga clases de baile que se dan en los parques, visite museos. Infórmese en internet, busque actividades y ¡muévase!

Las personas sedentarias deben tomar ciertas precauciones antes de comenzar a hacer algún tipo de deporte o actividad física. En principio hay que empezar por un control médico que incluya un electrocardiograma y análisis de rutina. “La persona debe conocer su situación o la actividad puede resultar contraproducente”, detalló Bau.

También es importante que el inicio sea moderado, tanto en adultos como en jóvenes. Lo ideal es iniciar con 25 minutos tres veces por semana y, en simultáneo, cambiar el tipo de alimentación: bajar la cantidad de grasas y aumentar la cantidad de frutas que se ingieren.

Unas semanas después de comenzar a realizar actividad se puede ir subiendo el nivel de exigencias y pasar a media hora, cinco veces por semana. Las actividades más recomendadas son andar en bicicleta, nadar, caminar, correr y patinar.

Los especialistas afirman que una buena forma de comenzar es con pequeñas metas. Por ejemplo, tomarse el colectivo dos paradas más adelante todos los días o subir dos pisos por escaleras y el resto en ascensor en la oficina o en casa.

El sedentarismo es causa de mayor riesgo cardiovascular

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *