¿Comer emocional? Estrategias para hacerle frente

yapa20marzo

1. Conocer los detonantes

Durante una semana anotar 6 items en el momento en que sentimos la urgencia de comer “algo rico” ya:

  1. Dónde estamos y con quién
  2. Qué hora es
  3. Cuál es nuestra sensación de “hambre” del 1 al 5
    (1=para nada hambriento / 5=terriblemente hambriento)
  4. Cuál es nuestro estado emocional. Podemos usar algunas de las emociones del cuadro de “Causas”.
  5. Qué estábamos haciendo antes de la urgencia por comer.
  6. Cuál es el alimento que elegimos y la porción que comimos.

Esto permite identificar las razones emotivas que puede esconder el acto de comer y la eleción que hacemos del alimento y la cantidad.

2. Tomarse 5 minutos

Antes de sucumbir al comer emocional, poner a correr el cronómetro del celular durante 5 minutos. En ese tiempo…

  • respirar profundo y soltar el aire lentamente.
  • beber líquidos frescos y sin calorías.
  • dar un paseo, escuchar música.
  • leer o llamar a un amigo.

3. Evitar tener en casa alimentos ricos en calorías, especialmente aquellos que anotamos en nuestro registro, por ser más tentadores.

4. Ser paciente. Reemplazar un circuito afianzado lleva tiempo. Es muy posible que las primeras veces continuemos sucumbiendo frente a determinada emoción. Hacer consciente el proceso ya es un primer paso. Poner en marcha un “Plan B” y estar dispuesto a repetirlo con perseverancia son las claves del éxito.

5. Pedir ayuda. Hablar en un grupo de ayuda mutua o con un profesional para encontrar más estrategias puede ser necesario en conductas de comer emocional muy arraigadas. Hacerlo es importantes porque, en algunos casos, esto da paso a un trastorno alimentario por atracones en donde la necesidad de azúcares y grasas se multiplica siendo necesarias grandes ingestas de alimentos para calmar la ansiedad.

La repetición consciente y perseverante de los hábitos saludables es la clave para crear una fuerte conexión neurológica nueva que nos permita matener un peso corporal sano lejos del comer automático asociado al vaivén de la emociones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *